10 CLAVES EDUCATIVAS SOBRE ROBÓTICA

Puede que ya tengas los robots y te vayas a lanzar a usarlos en el aula. O puede que ya hayas empezado a trabajar con ellos. También puede que simplemente estás leyendo este post porque te pica la curiosidad por la robótica educativa. Sea cual sea tu caso, no hay problema. A continuación te ofrecemos algunas pautas que esperamos que te sean útiles. Y bueno, como esto es robótica educativa,  tal vez encuentres cosas interesantes aunque no utilices robots….  ¡Allá vamos!

1. Gamifica, después gamifica y por último vuelve a gamificar

ROBOTICA Y JUEGO

En otras palabras, las propuestas deben ser divertidas. Esto es una especie de mantra, tenlo siempre presente. El robot hace un gran trabajo, pero no se le pueden pedir milagros. Si la propuesta de base es tediosa lo será igualmente aunque tengas un grupito de robots danzando por el aula. En el mejor de los casos el alumnado se dejará engañar una vez pero no más. ¿Y cómo hacer una propuesta divertida? Algunas ideas, gamifica la actividad, permíteles hablar y moverse, trabajar juntas….. y bajo ningún concepto menciones las palabras nota o evaluación. No significa que no evalúes el trabajo, pero siempre de incógnito.  

2. Jugar sin competir

Si estás pensado en juegos, importante, intenta ir más allá de las propuestas competitivas. Parece que es divertido solo si juegas contra otro equipo. Error. Tener en clase personas que ganen y pierdan te traerá mucha carga emocional. Y seamos sinceras, tienes poco tiempo para gestionar eso. El ritmo del curso difícilmente te permitirá ir más allá de un: ”bueno, no te pongas así que hay que saber perder” ante la tristeza, la impotencia o la ira de alguien que pierde. Una frase bien-intencionada pero que ni recoge emocionalmente a la persona afectada, ni le da herramientas.

Por otro lado si estás delante de un ganador haciendo el baile de la victoria y diciéndole al otro equipo que son unos mantas, difícilmente podrás trabajar con esa persona sobre su necesidad de quedar por encima y la baja autoestima que funciona de base para esos comportamiento. Como mucho le mandarás callar. 

JUEGO COOPERATIVO

Los juegos competitivos te traeran mucho de esto. Tenlo en cuenta en la planificación. No se trata de no usarlos nunca, pero si de hacerlo con medida. Y especialmente con grupos no cohesionados o nuevos, escoge juegos cooperativos. La alegría compartida de conseguir un reto ayudará a la creación de grupo y te facilitará el trabajo en el aula. Un grupo bien cohesionado hará que las personas que lo integran se sientan mejor, que se percivan como parte y se sientan acepatadas. Cuidará de su autoestima y ayudará a esas personitas a aprender a trabajar juntas y no enfrentadas. Depende de su expericia anterior necesitarán más o menos práctica para juegar de esta manera.

Por otro lado, Tal vez seas tu quién ha tenido pocas experiencias de juego cooperativo y te preguntas ¿Dónde está la gracia del juego si no le ganas a nadie? En ese caso te invito a que empieces desde la experiencia. En cualquier caso jugar contra el tiempo, o contra un enemigo común, o algo a conseguir en común suelen ser buenas estrategias.  

3. La robótica educativa es un caballo de Troya

CABALLO DE TROYA

¿Y que viene escondido dentro? Pues entre otras muchas cosas, el error y la experimentación. Dos elementos clave en cualquier aprendizaje pero que desgraciadamente en el ambiente escolar a menudo no encuentran sitio. Como docente seguro que te viene a la cabeza esa alumna o alumno que no se atreve a contestar por miedo a equivocarse, ni a intentar nada…Por otro lado, frecuentemente para  la experimentación no hay tiempo.

Así que los robots nos pueden ayudar a traer a estas viejas conocidas de nuevo al aula. Además tenemos un recurso extra…. Y es que seas un poco patosa o patoso tú también. Equivócate al manejar el robot y sobre todo, se modelo, trata tu error con alegría y cariño. Nada de frases del tipo “es que soy tonta o tonto” ni de enfados. Aprovecha la oportunidad de transmitir la necesidad del error durante el aprendizaje.

4. La era del caos

ERA DEL CAOS

Traer la motivación, el disfrute, la emoción al aula es estupendo y…  requiere un cierto nivel de caos. Busca estrategias para superarlo. El éxito de una actividad de robótica en el aula radica en gran mediad en la organización. ¿Algunas claves?

  • Ten muy clara y ensayada la actividad que les vas proponer
  • Planea desdoblar el aula o pedir ayuda de más personal docente. Sobre todo al principio
  • Piensa sobre al infraestructura de tu aula. ¿Necesitas mover mobiliario? ¿Hay otra aulas disponibles más adecuadas? 

5. No te van a hacer ni caso

SPRK JUEGO

Asúmelo, no tienes ni la mitad del atractivo que el robot. Así que no hagas ninguna exposición teórica. Deben descubrir mientras hacen. Si necesitas su atención para algo, que sea antes de que les des los robots 

6. He venido a hablar de mi libro

LEGO STORY TALES

¿Os acordáis de aquella frase de Francisco Umbral? Pues refleja claramente una necesidad humana.  Queremos hablar de lo nuestro, de lo que nos pasa, de lo que opinamos, de lo que sentimos, de cómo vemos la vida.

Es cierto que escuchar es muy importante, pero son dos piezas de un binomio en el que debe haber equilibrio. A menudo en el escuela el tiempo que el alumnado pasa escuchando es muchísimo mayor del que pasa hablando. Aprovecha esto. Se trata de encaminarlo, no de suprimirlo. Cuida de que tus propuestas tengan una parte en la que puedan contar. Puede ser sobre el proceso, sobre el resultado… Puedes hacerles hablar primero en grupos pequeños y luego compartir con toda la clase. 

7. Ponles a hacer tu trabajo.

Puede resultar muy interesante y motivador para el alumnado plantear retos para otros equipos. Siguiendo el modelo de actividad que les hayas propuesto pueden plantearse hacer “juegos” similares para otras personas de la clase y luego ir rotando por las propuestas. Si te cuesta entender de lo que estoy hablando mira este video.  

Siguiendo el ejemplo del video es fácil imaginar a tu alumnado dibujando diferentes palabras.

8. El robot es un lápiz.

Manejar un lápiz requiere una serie de conocimientos y destrezas importantísimas. Durante el proceso de aprendizaje del uso de esta herramienta necesitamos movilizar un montón de recursos: Motricidad fina, gruesa, de relación ojo - mano, dimensiones…. Pero eso es solo un paso. Sería una pena desperdiciar la potencialidad de un lápiz si solo nos centramos en aprender a usarlo. Nos perderíamos la escritura; numérica , alfabética, jeroglífica.. y de su mano un soporte maravilloso para nuestra mente: Cuentos, poesía , leyes, fórmulas, cartas a los reyes magos…. Un mundo de posibilidades.

Con los robots educativos pasa lo mismo. Son vehículos para procesos de adquisición de contenidos,  de habilidades, procesos creativos… Así pues, aprender a manejarlos es importante pero su verdadera riqueza reside en que son un soporte para el desarrollo de la mente humana.  

9. No te olvides de la A.

STEAM

Entre tanta modernidad de conceptos y siglas seguro que has leído más de una vez la palabra STEAM (y si no, no te preocupes. Google te lo aclara en 767.000.000 resultados). En este acrónimo la “A” se corresponde con la palabra Arte. ¿Un buen truco para no despistarte y tenerla en el aula?: Un rincón con material reciclado. Disfrazar robots, crearles complementos, idear accesorios para que puedan realizar determinadas funciones… Hay muchas posibilidades, y tener disponible material reciclado te permite cuidar de que tu alumnado encuentre la manera de materializarlas.

10. La robótica educativa también es para ti.

TU PUEDES

Es para todas las personas. Para las jóvenes y para las adultas. Puede parecer abrumador si, tal vez sin elegirlo, te ha caído esa responsabilidad en tu centro educativo. O si llegas a ella a la desesperada, con un montón de cansancio por la falta de motivación del alumnado. O con la garganta y el corazón rotos, porque tu idea de ser profe no era gritar y ordenar todo el rato pero no encuentras la manera.

La robótica educativa puede ser un mundo amable si empiezas poco a poco, si eres paciente con tu propio aprendizaje, si te pones retos asequibles… y sobre todo si confías en ti. Decía Henry Ford que “Tanto si crees que puedes hacerlo como si no, en los dos casos tienes razón”. Así que la clave vienes siendo tú. ¿Y cómo alimentar a la parte de ti que cree que puede hacerlo?. Fácil: “Solo no puedes, con amigos si” (si eres joven tal vez tengas que buscar de dónde sale esta cita).

No olvides que la comunidad de docentes trabajando en esto es amplia. Personas aplicando y difundiendo su experiencia, creando, imaginando, peleándoselo. Y tú también eres parte de esa comunidad. Puede apoyarte y apoyar.  

Desde aquí intentaremos dar soporte en lo que podamos . Así que si hay algún aspecto concreto sobre el que te gustaría ampliar la mirada ¡Escríbenos! Trataremos de dar un poco de luz o de desenseñar a desaprender cómo se deshacen las cosas.

Compartir este artículo

Comments (0)

No comments at this moment